ALUMNOS DE 2º AÑO MINISTROS DE EDUCACIÓN

   La escuela ideal según 2º4º 2011

   Es común escuchar, de parte de adultos, menores, personas integradas o no al sistema educativo, generalidades que tienen en común dificultar tanto la elaboración de un diagnóstico sobre el estado actual de las escuelas, como el diseño de un modelo que podamos considerar, sino óptimo, al menos conveniente, hacia el cual avanzar. Alejarnos, mediante abstracciones, lugares comunes, frases rimbombantes y demás, tanto de un conocimiento común de la situación de las escuelas por parte de los actores implicados (estudiantes, docentes, familias, sociedad), como de la creación común de un rumbo en que embarcarnos, nos suma dificultades para explotar las posibilidades de la escuela actual. 

   Pensando en estas cosas, siendo tutor de un 2º año, planteé la siguiente consigna: 

   La comunidad encarga al grupo (el curso, 2° 4°), que decida cómo deben ser las escuelas. Con completa libertad. Tal como el grupo las diseñe, se harán. Le impone sólo dos condiciones: 1) Las escuelas deben ser espacios en los que se produzcan hechos de aprendizaje. Espacios en los que se aprenda algo, lo que a ustedes les parezca. 2) Hay que inventarlas de tal modo que los chicos tengan ganas de asistir, de quedarse. Que no den ganas de irse ni sea una plomada volver.

Enunciaron lo siguiente:
   La escuela debe ser gratuita.
   Con buenos profesores.
   Los profesores tienen que tener sentido del humor.
   Deben enseñar jugando.
   Las clases tienen que ser divertidas.
   Idioma extranjero optativo.
   Hay que hacer visitas a los lugares en que se hacen las cosas que estudiamos.
   Revisar el programa de cada materia.
   Contar con un espacio especial para cada materia.
   Con espacios adecuados para cada actividad (teatro, sala de cine, taller, laboratorio, etc.).
   Elementos de trabajo adecuados.
   Clases de apoyo en todas las materias.
   Actividades extracurriculares a contra turno. (Artes, ciencias, ajedrez, talleres, baile, etc.)
   Esas actividades, a elegir según intereses de cada uno.
   Para estas actividades se conformarán los grupos por afinidad de intereses, mezclando edades, cursos, etc.
   Los chicos deciden las normas de convivencia de cada curso.
   Convenir cómo usar las paredes.
   Poder usar cualquier ropa de verano o invierno. (Quedó abierta la discusión respecto al uso de uniforme, cómodo, práctico, lindo, que permita guardar el resto de la ropa para usar fuera de la escuela).
   Espacio ventilado para educación física.
   Espejos en los baños.
   Que los baños estén limpios.
   Comedor gratuito.
   Casilleros individuales para guardar las cosas del colegio y personales.
   Librería en el colegio.
   Compus buenas para todos.
   Viaje de ida y vuelta gratuito.
  
   Quedó pendiente decidir cómo habría que conformar los grupos. (¿Por niveles anuales, edad…?) Y cómo serían los horarios de clases y recreos. Sin llegar a un acuerdo, se escucharon estas propuestas: “una hora reloj de clase, un recreo”; “como ahora”; “un recreo cada 40 minutos”.
   Sostuvieron mayoritariamente que tendría que haber un espacio destinado a fumar.

   Acordamos que el próximo paso sería ver cuáles de estas propuestas podrían implementarse con cierta facilidad y en dependencia de decisiones que están en manos de la escuela, cuáles pueden realizarse mediante un trabajo que abarque uno o dos ciclos lectivos, y cuáles dependen de decisiones comunales o nacionales y del contexto social. Todo esto implicó la realización de actividades que excedieron al curso y fueron otros antecedentes de "REPENSAR LA FALCONE".
Adrián Figueroa



Comentarios

Entradas populares de este blog

REPENSAR ES HACER

QUÉ ES EL PROYECTO ESCUELA

¿QUERÉS IR A LA ESCUELA?